9 febrero, 2023

El fiscal de Delitos Sexuales, Manuel Islas, recibió 101 denuncias contra el maestro de música del Jardín 31 de Neuquén

El fiscal de Delitos Sexuales, Manuel Islas, recibió 101 denuncias contra el maestro de música del Jardín 31 de Neuquén detenido con prisión preventiva por presuntos abusos sexuales contra niños y niñas. Por ahora está acusado formalmente de 16 casos, pero en diciembre le imputarán otros 22.

gregó que espera estar en condiciones de realizar la audiencia de control de acusación, previa al juicio, entre abril y mayo del 2023.

El lunes, la jueza de Garantías Carina Álvarez rechazó un pedido de la defensa del maestro de música para otorgarle detención domiciliaria. Continuará cumpliendo prisión preventiva en la cárcel de Senillosa al menos hasta el 6 de enero, cuando se cumplan los seis meses que le impuso en julio, aunque lo más probable es que ese día la fiscalía y las querellas institucional y particulares soliciten una prórroga.

Las acusaciones


El docente de 44 años ya fue acusado de abuso sexual simple, 16 hechos, y abuso sexual con acceso carnal, en un caso, agravados por haber sido cometidos por quien estaba a cargo de la educación de las víctimas.

Las víctimas son 9 varones y 7 niñas, de entre 3 y 5 años, de los turnos mañana y tarde. Los hechos ocurrieron en fechas y horarios que no están determinados todavía, sólo se sabe que fueron entre principios de marzo y principios de julio, cuando quedaron expuestos por la denuncia de una madre.

Islas explicó que respecto de las otras 101 denuncias, las agrupó en dos clases: las que son producto de un develamiento por parte del niño o niña, y las que provienen de padres o madres que pidieron que se investigue si su hijo o hija fue víctima.

Ya realizaron 38 cámaras Gesell, el procedimiento mediante el cual personal especializado establece una comunicación con las víctimas, a veces a través de juegos, dibujos o muñecos, para obtener información.

Valoración de los testimonios


«Cuando las víctimas son de preescolar la cámara Gesell es muy especial, no es lo mismo que entrevistar a un preadolescente. Se cansan, se desconcentran, y les están preguntando por un hecho traumático. Hay que entender la psicología de esos testimonios», dijo el fiscal.

También les tomó declaración a familiares ante los cuales los niños o niñas contaron lo que padecieron, porque «mi razonamiento es que el testimonio de la víctima es todo lo que pueda poner en palabras en cualquier lugar, momento y ante cualquier persona».

«En esta etapa -aclaró- es muy temprano para hacer una valoración. Yo tengo que investigar, reunir prueba y ser lo más eficiente posible».

Fuente Diario RN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *